PACTO MUNDIAL

En la Cumbre Económica Mundial de Davos en 1999, el Exsecretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, invitó a las empresas a que cooperen en este sentido demostrando una buena ciudadanía global donde quiera que actúen. Propuso un “acuerdo mundial” que incluyera tres áreas en las que existe un consenso internacional compartido: derechos humanos, condiciones de trabajo y protección del medio ambiente.

El Pacto Mundial intenta promover, a través de la acción colectiva, el civismo empresarial responsable a fin de que el mundo de los negocios forme parte de la solución de los retos que plantea la mundialización. De este modo, el sector privado, en colaboración con otros agentes sociales, puede contribuir a hacer realidad la visión del Secretario General: una economía mundial más sostenible e incluyente.

El Pacto Mundial tiene dos objetivos complementarios:

  1. Integrar el Pacto Mundial y sus principios en las actividades y las estrategias de las empresas.
  2. Facilitar la cooperación entre los principales interesados y promover asociaciones destinadas a apoyar los objetivos de las Naciones Unidas.

El Pacto Mundial no es un instrumento regulador, es decir, que no vigila, ni impone, ni evalúa la conducta o las acciones de las empresas. Se podría decir que el Pacto Mundial se apoya en la responsabilidad ante el público, en la transparencia y en el interés bien entendido de las empresas, de los trabajadores y de la sociedad civil, para poner en marcha acciones sustantivas comunes en pro de los principios en los que se basa el Pacto.

Los diez principios universales del Pacto Mundial en materia de derechos humanos, trabajo y medio ambiente se derivan de:

  • La Declaración Universal de Derechos Humanos.
  • La Declaración de Principios de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los derechos fundamentales en el trabajo.
  • La Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo.
  • Convención de la Naciones Unidas contra la Corrupción de 2004.

Los diez principios son los siguientes:

  1. Derechos Humanos.- Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia.
  2. Derechos Humanos.- Las empresas deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices en la vulneración de los derechos humanos.
  3. Trabajo.- Las empresas deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.
  4. Trabajo.- Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.
  5. Trabajo infantil.- Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.
  6. Discriminación.- Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación.
  7. Medio ambiente.- Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente.
  8. Medio ambiente.- Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental.
  9. Medio ambiente.- Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.
  10. Corrupción.- Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno

Para mayor información acerca del Pacto Mundial visita la página web

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>